viernes, 10 de junio de 2011

Salmorejo




El salmorejo es una de esas recetas de verano imprescindibles en mi casa,suelo hacerla el viernes y en el fin de semana (que es cuando comemos cualquier cosita),tenemos siempre una jarra de salmorejo o de gazpacho en la nevera. A diferencia del gazpacho, de consistencia más líquida, el salmorejo es más bien una crema fría, y dependiendo de su espesor incluso se puede untar en pan(cuando salgo de tapeo me encanta los panes untado con salmorejo y jamón o con salmón o con tortilla....uuuhhhhhhmmmmmmmmm....que ricooooo!!!!.
El principal ingrediente del salmorejo es el tomate, alimento imprescindible en la alimentación.
El salmorejo nos aporta agua, vitaminas y sales minerales. El pan, le aporta algo de contenido en hidratos de carbono, y acompañado de jamón y huevo duro picados se convierte en un plato muy completo. Cuando lo preparamos para niños es conveniente eliminar o reducir el ajo y el vinagre, y de esta forma quedará mucho más suave(en mi casa sólo nos gusta a Jose y a mi,pero me imagino que con el tiempo apreciaran esta receta.No conozco a nadie que la haya probado y no le guste!!!) ,yo os pongo cantidades como referencia pero ya depende de si es para los niños,de si te gusta más fuerte o más flojito de sabor......
¡Qué aproveche!
Salmorejo
Ingredientes:
1 kilo de tomates maduros
200 gr de pan del día anterior
200 ml o un poquito más de aceite de oliva
Sal
Vinagre (opcional)
1/2 diente de ajo (opcional)
Huevo duro rallado (opcional)
Jamón serrano picado (opcional)
Preparación del salmorejo:Quitarles la piel a los tomates.
En otro bol añadimos el pan, que previamente hemos cortado en trozos pequeños. Cortamos los tomates en trozos también pequeños y lo añadimos en este mismo bol. Añadimos sal.
Pelamos medio diente de ajo, le quitamos la raíz, y lo picamos fino, aunque el ajo en el caso de los niños es opcional y es mejor ir probando poco a poco hasta cogerle el punto, o añadirle un poco más si nos gusta el ajo. Añadimos el ajo picado y el vinagre al bol donde tenemos los tomates y el pan, y si nos gusta un chorrito de vinagre.
Finalmente pasamos todo el contenido del bol a la batidora y lo batimos hasta que obtengamos la textura deseada, que tiene que ser parecida a una crema. Lo probamos de sal y le añadimos un poco más si es necesario.
Lo ponemos a enfriar en el frigorífico y lo podemos acompañar de huevo duro y jamón serrano picados, y un chorrito de aceite de oliva. Probad las distintas combinaciones y decidid la que os gusta más.
Algunos consejos:
Elige tomates rojos bien maduros y aceite de oliva virgen extra sin un sabor muy marcado, especialmente si lo van a comer niños.
Es mejor utilizar vinagre de Jerez, pero también sé cuidadoso con las cantidades al tratarse de niños, y dependerá de vuestros gustos.
Aunque el salmorejo es bastante espeso, puede ser que quieras variar la textura. Para ello puedes añadir más tomates o poner menos cantidad de pan al principio.
Tened en cuenta que si vais a añadir ajo es conveniente quitarle el centro para que no repita. Si lo van a consumir niños es mejor que utilicéis poco o nada de ajo, y pensad que el ajo cuanto más se pica más sabor deja.
Puedes acompañarlo de huevo duro cocido y picado y jamón serrano picado, que es lo más habitual, pero también hay gente que le echa trocitos de manzana o naranja, el contraste de sabores de las frutas con el salmorejo dicen que le da un toque especial(aunque a mi no me hace mucha gracia).




El salmorejo hay muchas formas de hacerlo,todas riquisima y es ahora que aprieta el calor cuando más apetece...ya me contareis!!!

2 comentarios:

Annie74 dijo...

me encanta esta receta¡¡ mmmm salmorejo¡¡

tersina dijo...

síiiii...esta buenísima!!!!